Loading...

Hoy te cuento

carla not

Consejos Dietéticos-Festivos

           En primer lugar, si estamos siguiendo una dieta de pérdida de peso, el objetivo durante las fiestas nunca será perder peso sino mantenerlo. Por otro lado, está demostrado que llevar la dieta con máxima severidad durante las Fiestas propicia una mayor dificultad para seguirla durante el resto del año. Es importante que seamos flexibles pero moderados.


CONSEJOS GENERALES


  • Evitar ayunar durante el día, llegar con más hambre a la comida/cena hará que ingiramos con más gula y absorbamos  con mayor eficiencia.
  • Antes de la comida/cena ingerir dos vasos de agua, disminuirá el volumen estomacal.
  • Importante un alto consumo de fibra durante estos días, el tránsito intestinal más rápido nos reducirá la sensación de hinchazón.
  • Beber mucho líquido e infusiones diuréticas y/o digestivas.
  • Si tenemos configurada una dieta, seguirla los días que no sean festivos sin alterar el plan establecido.
  • Mucho cuidado con el alcohol, es un compuesto que favorece la producción de grasa, sobre todo a nivel visceral, además que su densidad calórica (7kcal/g) es superior a la del carbohidrato o la proteína (4Kcal/g en ambos casos), en caso de las grasas es de 9Kcal/g.

 

QUÉ COMER EN LOS DÍAS FESTIVOS


Nochebuena, Noche-vieja u otras cenas:


  • Desayuno: Rico en fibra, que incluya cereales integrales o de alto contenido en fibra como la avena, además de kiwi o alguna fruta cítrica.
  • Comida: Será baja o sin hidratos de carbono tipo almidón (pan, patata, pasta, arroz, legumbres), con verdura o ensalada de primero y pescado blanco a la plancha o al vapor de segundo
  • Merienda: Algo ligero que nos ayude a no llegar con tanta hambre a la cena como un lácteo desnatado (yogur, queso fresco desnatado y fruta digestiva como la piña).

Navidad, San Esteban, Año Nuevo, Reyes u otras comidas:


  • Desayuno: Rico en fibra, que incluya cereales integrales o de alto contenido en fibra como la avena, además de kiwi o alguna fruta cítrica.
  • Media mañana: Sólo en el caso que hayamos desayunado pronto. Algo ligero que nos ayude a no llegar con tanta hambre a la comida como un lácteo desnatado (yogur, queso fresco desnatado y fruta digestiva como la piña).
  • Cena: Si nos sentimos muy llenos, que no debería ser el caso porque indicaría que hemos comido demasiado, lo ideal sería una infusión digestiva y a dormir. Si no, podemos tomar 1 yogur desnatado e incluso añadirle salvado de trigo o semillas de lino si por las comilonas tenemos tendencia al estreñimiento. Nada de fruta o carbohidratos antes de acostarse.

 

En caso de canapés o pica-pica


  • Con probar de un tipo ya hay suficiente, no es necesario repetir.
  • Evitar aquellos canapés que sean fritos o aceitosos.
  • Si hay guarnición de patata o arroz podemos obviarla.
  • Si son tipo montadito podemos prescindir del pan o directamente no seleccionar aquéllos que básicamente sean pan.


Depuración post- comilonas:


           Después del triplete de Nochebuena-Navidad-San Esteban sería aconsejable realizar una depuración ya que la grasa acumulada puede ser notable si nos hemos excedido. Consistiría tomar diversas infusiones con efecto de limpieza hepática como alcachofa, boldo, diente de león, etc. O bien elaborar un caldo depurativo del siguiente modo:


  • Ingredientes por 1L de agua: 1 cebolla, 1 rama de apio y perejil fresco.
  • Trocear y echar en la olla con el agua fría.
  • Llevar a ebullición, hervir durante 20min y dejar reposar hasta que se enfríe.
  • Colarlo y en el momento de su toma (no para su conservación) añadir el zumo de medio limón.

D-N Carla Not

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer y mejorar nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso en los términos de nuestra Política de cookies