Loading...

Hoy te cuento

carla not

"Operación bikini"

Vísteme despacio que tengo prisa

Con la llegada del calor empezamos a quitarnos las capas de ropa que nos han permitido disimular o darle menos importancia a nuestra figura. Este hecho hace, que año tras año, el concepto operación bikini asalte nuestra mente, no obstante, este concepto no siempre se trata de un pérdida de peso, el descontento con nuestro con nuestra figura puede ser por causas como, acumulación de grasa en determinadas zonas de nuestro cuerpo o celulitis persistente en el caso de las mujeres; delgadez, masa muscular poco desarrollada en según qué hombres, o bien, flacidez o cuerpo poco tonificado en ambos casos.

Es perfectamente lícito querer mejorar nuestra figura, siempre y cuando no empeoremos nuestra salud. Sin embargo, en esta época del año nos bombardean a todas horas con las famosas dietas milagro o aquellos planes que nos prometen resultados espectaculares en poco tiempo y sin apenas esfuerzo. Es cierto que en muchas ocasiones perderemos peso de una forma rápida pero… de la mano viene otro concepto, el efecto rebote.

Muchos estudios reflejan que deteriora más la salud las fluctuaciones de peso, es decir, que nuestro peso oscile como un yoyó que el sobrepeso en sí, siempre y cuando éste no vaya a más.

Las dietas milagro o relámpago no son recomendables por varios motivos:

-        Son planes de alimentación no personalizados, es decir, no tienen en cuenta las necesidades individuales, están pensados para la población en general, y como bien sabemos todos no somos iguales.

-        Su objetivo principal es perder peso, no nos ayudan a mantener esa pérdida. Se despreocupan totalmente del efecto rebote.

-        Nos indican lo que comer, pero no nos explican el porqué. Motivo por el cual cuando las dejamos andamos muy perdidos con nuestra alimentación.

-        Son planes alimentarios rígidos, no se ciñen a nuestros gustos u horarios, y al no haber detrás el seguimiento de un profesional estamos de principio a fin con la misma dieta.

Conceptos importantes de las dietas:

-        Una dieta tiene un inicio y un fin, no debemos estar siempre a dieta. La dieta nos debe llevar al objetivo que nos hayamos planteado, una vez conseguido realizaremos un mantenimiento para que el cuerpo asimile el nuevo peso, posteriormente con cuidarnos será suficiente.

-        Cuanto la adhesión a la dieta sea baja, es decir nos la saltemos bastante a menudo, se alargará el periodo de dieta, esto implica que nosotros determinamos en gran parte la duración de ésta.

-        La dieta que nos diseñen debe partir de nuestro patrón alimentario actual, es decir, adaptarse a nuestros gustos, horarios, lugares en los que nos encontremos, y ante todo, adelantarse a nuestros picos de hambre o momentos susceptibles del día en que podamos infringirla.

-        Rara vez la misma dieta nos acompañará de principio a fin en el tratamiento dietético. Nuestro cuerpo será astuto y muchas veces se adaptará a las ingestas, pero el nutricionista sabrá anticiparse a esos cambios.

En importante remarcar que la operación bikini no debe realizarse como sistema cada año, si por el motivo que sea nuestra figura se ha deteriorado, lo idóneo será ponerse en manos de un/a profesional de la alimentación, que nos conduzca para alcanzar el objetivo propuesto y ante todo a mantenerlo.

En resumen, lo ideal es mantener la figura todo el año, y si acaso realizar una pequeña puesta a punto antes del verano, pero no debemos esperar al último momento, pues acelerar los resultados puede resultar perjudicial para nuestra salud, así como someternos a dietas agresivas que no han estado diseñadas para nosotros y que no pueden asegurarnos mantener el peso perdido.


DN Carla Not


Suscribirse a la Newsletter de Carla Not

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer y mejorar nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso en los términos de nuestra Política de cookies